Archive | Uncategorized RSS feed for this section
28 Jul

“El cáncer es fruto de una somatización de las emociones y se puede curar”


Francisco Moya es un médico radiólogo sexagenario, que lleva casi dos años dedicándose a curar enfermedades con una curiosa, innovadora y desconocida técnica que está reportando muy buenos resultados.

Para él, la enfermedad es una disfunción psíquica o corporal que tiene su génesis en la afectividad, y se expresaría externamente de múltiples modos. Por ejemplo, uno de los motivos por los que se desarrollan enfermedades sería la pérdida de seres queridos.

Siguiendo su argumentación, afirma que cuanto más emotiva sea una persona más posibilidades tiene de somatizar enfermedades. Concluye así también que las mujeres, al ser por lo general más emotivas, tienen más posibilidades de enfermar porque somatizan más a consecuencia de sus emociones.

Para llegar al fondo de la persona, y descubrir así qué emociones le son dañiñas, utiliza una técnica de relajación -no de hipnosis- con el fin de que la persona pueda observar su vida pasada.

Para desarrollar su peculiar técnica curativa abrió una pequeña consulta en Sevilla, ciudad en la que reside, en enero de 2013. Desde entonces no para de atender a pacientes, y de obtener unos resultados asombrosos. No se publicita en ningún sitio. Su secreto, como él mismo afirma, “el boca – oreja”.

¿Cómo y por qué comenzó a desarrollar esta técnica curativa?

Yo soy médico radiólogo desde hace treinta y ocho años. Siempre he tenido inquietudes que me han llevado a buscar las últimas tecnologías en radiología con el fin de llegar a lo más profundo de la enfermedad. Tengo un afán de profundizar y fundamentar lo que hago, buscando todo lo que se ha escrito y dicho sobre la labor que tengo entre manos, en este caso la radiología.

Encontré una máquina en China llamada HIFU, que es capaz de destruir cánceres de páncreas intratables por cirugía convencional. Una técnica muy poco conocida, que de saberlo hubiera sido capaz de curar a personas como Rocío jurado, Pavarotti o Bill Gates.

Con el descubrimiento de esta máquina, muchos occidentales me buscan para que les lleve a China y ser tratados con esta técnica. Es así como comienzo a entrar en contacto más con los pacientes, pues como radiólogo hasta entonces el trato había sido escaso.

Supongo que esos largos viajes en avión darían para hablar de todo con esas personas…

Sí. En el viaje me cuentan muchas cosas. Descubro entonces una relación clara entre sus problemas emocionales y la enfermedad. Decido investigar así todo lo escrito hasta el momento sobre esa posible relación, y viajo para conocer a algunas personas que han escrito del tema.

¿Y cómo pasa de la teoría a la práctica?

Corría el año 2008. A partir de ese momento comienzo a experimentar y descubro que las enfermedades siguen unos patrones que se repiten siempre, de modo que se puede determinar la emoción que hay detrás de cada enfermedad.

¿Se ve capaz de curar cualquier enfermedad?

Absolutamente, contando con la voluntad de curarse de la persona.

¿También las enfermedades graves?

Sí, aunque en este caso es más complejo. En mi proceso de experimentación observé que los pacientes con enfermedades graves no se curaban simplemente indentificando la emoción. Entonces di un paso más: investigar las emociones que había tenido el paciente desde el momento de su concepción. Digamos que la enfermedad grave es como la gota que ha colmado el vaso emotivo, es la consecuencia de un cúmulo de emociones a lo largo de toda una vida que, llegado el momento, se desborda.

¿Y por dónde siguió su investigación?

Las lecturas de Carl Jung y Sigmund Freud me animaron a continuar mi búsqueda llegando a la etapa inconsciente del ser humano, que es la comprendida entre la concepción y los nueve años. Freud había intentado llegar por la hipnosis, pero no curaba. Me planteé que lo que tenía que hacer con mis pacientes era hacerles revivir el pasado, y no sólo recordarlo. Jung me ayudó algo más en mi propósito: había inventado el método de la “imaginación activa”, que ha caído en desuso. Consiste en relajar a la persona, bajar a su inconsciente, sin perder la consciencia.

O sea, ¿una especie de hipnosis?

No, porque con este método la persona conserva totalmente la consciencia. Y así en el proceso está la persona entera: la conciencia, la inconsciencia y el cuerpo. Yo no actúo si el paciente no está despierto.

Una vez relajada la persona, busco el momento en que se ha sensibilizado a este tipo de emociones. O sea, siguiendo el símil del vaso que se desborda, en qué momento se ha creado ese vaso que, con el paso de los años, se colma.

¿Y cómo consigue detectar dónde está el problema en el insconsciente?

Cuando relajo a una persona, llevo una orientación en función de lo que me ha contado. Pero a veces su inconsciente me conduce a otro lado. El inconsciente toma las riendas. Es como si el inconsciente dijese: estoy más interesado que nadie en darme a conocer para que sepas hacia dónde ir. Y te da una información que siempre te sorprende. Yo realmente no hago nada. Es el mismo inconsciente de la persona, su parte emocional, la que me da la información adecuada para ese momento.

¿Cómo ha aprendido tanto del inconsciente?

Después de Jung, me ayudó mucho en mi investigación el español Joaquín Grau, recientemente fallecido. Grau es el que mejor ha descrito cómo es ese mundo del inconsciente, que tiene mucho que ver con el hombre primitivo, con el deficiente mental, con el niño… y él ha tenido la sensibilidad de describirlo perfectamente y enseñarlo durante 40 años. Yo utilizo ese conocimiento de Joaquín para dirigirme a la parte inconciente de la persona.

También me ha ayudado a comprender muchas cosas sobre la persona la filósofa Edith Stein

¿La santa alemana de origen judío?

Efectivamente. Cuando empecé con este trabajo, y al comprobar los espectaculares resultados, me entró miedo. Me dije: “¿Qué estoy haciendo?”. Después de 40 años de profesión, sé que lo que hago no es habitual en los médicos. Entonces me propuse fundamentar lo que estaba realizando, profundizar sobre la persona y su estructura.

Busqué entonces en los escritos de los filósofos. Quería encontrar dónde está la emoción, y no conseguí respuesta en los escritos de ningún hombre.

¿Freud tampoco habla del tema?

Freud no es filósofo y Jung le ataca precisamente en eso. La respuesta la encontré en los fenomenólogos discípulos de Husserl, y concretamente en una mujer: Edith Stein. Su primer libro, “Sobre el problema de la empatía”, es fundamental para entender cómo se desarrolla la enfermedad. Y el último, “La estructura de la persona humana”, para saber que el centro de la persona es la afectividad, la emoción, el corazón. Y por eso entiendo que si el centro de la persona es el corazón, todo está controlado por éste, no por la razón, como tácitamente entendemos en la civilización occidental. La razón tiene un 20% del conocimiento. El conocimiento total de la persona está en el inconsciente, en el corazón, en la afectividad. La razón complementa el corazón, y no está para obviar o despreciar al corazón.

¿Qué tipo de pacientes le llegan?

Suelen acudir a mí gente desesperada, que ha ido a todo tipo de médicos, que ha hecho todo tipo de pruebas, y continúa con el problema de salud.

¿Por qué otros médicos no han puesto en práctica este método?

Porque exige en primer lugar entrar en todas las especialidades médicas, incluyendo las especialidades psiquiátricas . Pero la psiquiatría convencional no entra en el inconsciente. O sea, esta técnica exige una profundización consciente del inconsciente.. Exige dedicarte a toda la persona: al cuerpo, al consciente y al inconsciente, al que no se dedica nadie.

¿Cuál es la enfermedad más grave que ha curado?

El cáncer, porque lleva unas connotaciones de enfermedad y de angustia muy fuertes. Una persona a la que le dicen que tiene un cáncer, muy probablemente esa noche desarrolle nódulos pulmonares de puro miedo a morir. Esa noche esa persona no duerme, y tiene una ansiedad enorme.

¿Cuántos cánceres ha curado en el último año y medio?

Unos 15.

¿Qué porcentaje de éxito tiene en los casos que ha tratado hasta ahora?

Cuando el paciente quiere curarse, el 100%. Pero hay un problema, que en la primera sesión aparecen cosas que hay que cambiar…

¿Por ejemplo?

Por ejemplo una relación que hay que regularizar con alguna persona (hacer las paces con una madre, con un esposo o esposa, o una mujer tiene que poner firme y plantarse ante un marido maltratador, o una hija que tiene que decirle a la madre que ella no quiere ser su confidente, o una persona que no se resigna a perder su patrimonio… O sea cuando aparece el problema, hay que cambiar cosas de la propia vida que cuestan…

O sea, que el problema, o el origen de la enfermedad, siempre lo detecta…

Sí, lo detecta la misma persona, porque ella es la que revive, y se da cuenta de dónde está el origen afectivo o psicológico de su mal físico. Siempre, cuando acaba la relajación, sale sabiendo dónde está el problema que origina su enfermedad.

¿Si la persona quiere salir de su enfermedad, se cura siempre?

Sí, pero exige ese cambio. Y el ser humano no es muy proclive a cambiar.

Descubierto lo que hay que remover, ¿cuánta gente lo acomete?

Un 50%, lamentablemente. Algunos, después de una o dos sesiones, cuando llega al punto que tiene que cambiar, da marcha atrás. El gran problema de la enfermedad, no es ésta, sino el mensaje de cambio que trae, al que algunas personas no están dispuestas. Es mucho más sencillo tomar una pastilla y olvidar el mensaje. Si esto lo soluciono sin cambiar nada, mejor.

¿Es más fácil curar enfermedades psíquicas?

Sí, son más fáciles.

¿Una pérdida de vista se puede curar?

Claro. Tengo casos en que su pérdida de vista coincide con el momento en que sus padres le cambiaron de colegio. Eso en una persona de seis años es muy traumático, y es fácil que se manifieste en una pérdida de vista.

¿Y la presbicia también se cura?

En este caso es diferente, porque es un deterioro del organismo. La enfermedad de la vejez no la curo… Tampoco soy capaz de quitar las arrugas de la cara o las canas…

¿El colesterol alto?

Claro.

Una mujer que sufre malos tratos, ¿está más expuesta a desarrollar enfermedades?

Por supuesto. La sociedad tiene que acabar con los malos tratos. Eso no se puede aguantar. Y son muchas mujeres las que se encuentran en esa situación porque los varones no sabemos tratar a las mujeres. Ellas sufren más de lo que parece. Lo que aparece en la prensa son los homicidios y cuando hay lesiones físicas. Pero las lesiones psíquicas no salen publicadas, y las mujeres son muy sensibles. Los hombres, muchas veces, no somos capaces de percibir esa sensibilidad de la mujer, que es diferente, no inferior.

29 Abr

La CIA: teoría y práctica del caos


Reproducimos un extracto del libro The Craft of Intelligence [El arte de la Inteligencia], cuyo autor, Allen Welsh Dulles, fue director de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) entre 1953 y 1961.

«Sembrando el caos en la Unión Soviética sustituiremos sus valores, sin que sea percibido, por otros falsos, y les obligaremos a creer en ellos. Encontraremos a nuestros aliados y correligionarios en la propia Rusia. Episodio tras episodio se va a representar por sus proporciones una grandiosa tragedia, la de la muerte del más irreductible pueblo en la tierra, la tragedia de la definitiva e irreversible extinción de su autoconciencia. De la literatura y el arte, por ejemplo, haremos desaparecer su carga social. Deshabituaremos a los artistas, les quitaremos las ganas de dedicarse al arte, a la investigación de los procesos que se desarrollan en el interior de la sociedad. Literatura, cine, teatro, deberán reflejar y enaltecer los más bajos sentimientos humanos. Apoyaremos y encumbraremos por todos los medios a los denominados artistas que comenzarán a sembrar e inculcar en la conciencia humana el culto del sexo, de la violencia, el sadismo, la traición. En una palabra: cualquier tipo de inmoralidad. En la dirección del Estado crearemos el caos y la confusión. De una manera imperceptible, pero activa y constante, propiciaremos el despotismo de los funcionarios, el soborno, la corrupción, la falta de principios. La honradez y la honestidad serán ridiculizadas [como] innecesarias y convertidas en un vestigio del pasado. El descaro, la insolencia, el engaño y la mentira, el alcoholismo [y] la drogadicción, el miedo irracional entre semejantes, la traición, el nacionalismo, la enemistad entre los pueblos y, ante todo, el odio al pueblo ruso; todo esto es lo que vamos a cultivar hábilmente hasta que reviente como el capullo de una flor.

Sólo unos pocos acertarán a sospechar e incluso comprender lo que realmente sucede. Pero a esa gente la situaremos en una posición de indefensión, ridiculizándolos, encontrando la manera de calumniarlos, desacreditarlos y señalarlos como desechos de la sociedad. Haremos parecer chabacanos los fundamentos de la moralidad, destruyéndolos. Nuestra principal apuesta será la juventud. La corromperemos, desmoralizaremos, pervertiremos (…)».

Allen Welsh Dulles (The Craft of Intelligence, 1963)

Un profesional del caos: el ‘curriculum’ de Allen W. Dulles

Aunque el texto inicial de Dulles —que deja al Reichspropagandaleiter Joseph Goebbels a la altura de un inexperto principiante— es tan elocuente y explícito que no deja lugar a dudas ni requiere comentarios ni explicaciones, para analizar en su contexto temporal la ausencia absoluta, impasible y descarnada de principios éticos, así como el nihilismo fascista, amoral y obsceno del personaje, daremos un pequeño repaso al curriculum de Dulles, todo un profesional del caos cuya trayectoria es una cruda caracterización de los verdaderos orígenes de la Guerra fría contra la Unión Soviética, la implacable política imperial de Estados Unidos para hacer frente a los movimientos de liberación nacional y popular en su área de influencia y el papel que jugó la CIA en todo ello.

1916: Nacido en 1893 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas e influencias políticas, a la finalización de sus estudios Dulles es destinado al servicio diplomático en la legación de Estados Unidos ante la Confederación Helvética a los 23 años de edad. En esa etapa, según diversas fuentes, Dulles deniega el visado para viajar a Nueva York al mismísimo Vladimir Ilich Lenin, a la sazón exiliado en Suiza.

1945: Tras estar destinado en Alemania en la década de 1930 y retornar a Suiza al inicio de la Segunda Guerra Mundial, dirige la operación Sunrise (“amanecer”), también llamada Crossword (“cricigrama”), una serie de negociaciones secretas que se realizaron en el país helvético con el gobierno de la Alemania nazi en los meses finales de la Guerra, encaminadas a alcanzar una “paz separada” de Gran Bretaña y EEUU con el III Reich dejando al margen a los aliados soviéticos. La “paz separada” con EEUU y Gran Bretaña era una opción valorada por varios miembros del gobierno del Reich y del Estado Mayor de la Wehrmacht como la única salida a una guerra en dos frentes que ya daban por perdida. De esta forma, los nazis habrían podido concentrar todo su esfuerzo bélico y la totalidad de sus divisiones en el Frente oriental para evitar que Berlín sucumbiera al avance arrollador del Ejército Rojo, como así ocurrió finalmente. Los principales negociadores de Sunrise fueron el general de las Waffen-SS Karl Wolff (por la parte alemana) y el propio Allen Dulles (por la parte anglo-estadounidense).

Fuga de cerebros fascistas de Europa

1945-1959: Tras la Segunda Guerra Mundial y con el inicio de la Guerra fría Dulles se convierte en uno de los principales responsables de la Operación Paperclip, plan “secreto” promovido por el Servicio de Inteligencia Militar de EEUU para acoger técnicos y científicos nazis especializados en armas de destrucción masiva, como los cohetes V-2 o las armas químicas; así como expertos en experimentación médica, en buena medida producto de la criminal utilización de cobayas humanas en los campos nazis de exterminio.

Los cálculos más moderados estiman en al menos 700 los nazis acogidos en territorio norteamericano a través de esta masiva operación de fuga de cerebros fascistas de Europa. Uno de los más destacados paperclips fue Wernher von Braun (Alemania, 1912-1977), ingeniero aeroespacial experto en misiles, ex-oficial de las SS nacionalizado estadounidense en 1955 y cabeza visible de los logros del programa espacial norteamericano en los años siguientes.

‘Macrocampaña viral’ y golpes militares
1949: A partir de este año, Allen Dulles participa de forma decisiva en la creación, desarrollo y dirección de la operación Mockingbird¹, una unidad secreta de control de los medios de comunicación encabezada por Frank Wisner, un antiguo picapleitos de Wall Street que posteriormente fue jefe de planes de los servicios secretos de EEUU en Europa Oriental donde, aparte de destacar como hombre resolutivo y de acción en varias operaciones en Rumanía y Hungría, fue el enlace con la Gehlen Organisation, una célula de oficiales alemanes cuyo objetivo era la reconversión de antiguos agentes nazis a las redes de inteligencia, contraespionaje, sabotaje, terrorismo, infiltración, subversión y lucha anticomunista de los servicios secretos estadounidenses en Europa.

A través de Mockingbird alrededor de 25 agencias (AP, United Press y Reuters, entre otras) y centenares de periodistas de los principales medios de EEUU (ABC, NBC, CBS, The New York Times, The Washington Post, Time, Newsweek, etc.) fueron empleados para difundir noticias amañadas que la CIA les proporcionaba. La cúpula de esta macrocampaña viral de manipuladas o falsas noticias estaba integrada por el anteriormente referido Frank Wisner, Richard Helms (director de la CIA entre 1966 y 1973, condenado en 1977 por perjurio ante el Congreso de EEUU), Philip Graham (copropietario de The Washington Post) y el propio Allen Dulles. Una buena parte de las “noticias” difundidas vía agencias durante décadas por la prensa y los mass media del llamado “mundo libre” tienen su más que dudoso origen en la unidad Mockingbird de Dulles.²

1953: Dulles es nombrado director de la CIA por la Administración presidencial de Eisenhower. Es el primer director civil de la Agencia desde su fundación en 1947 (los anteriores directores eran oficiales del ejército). En ese mismo año dirige la Operación Ajax, designación en clave del golpe de Estado en Irán que derrocó al primer ministro progresista Mosaddeq e impuso por la fuerza la sangrienta y corrupta dictadura del Sha con el concurso de la CIA y de comandos de fuerzas especiales estadounidenses.

1954: Dirige un golpe militar en Guatemala, que derrocó al presidente Jacobo Árbenz, para defender los privilegios e intereses de los terratenientes y empresarios locales, así como de la multinacional estadounidense United Fruit Company, con la que Dulles mantenía, valga la redundancia, fructíferas relaciones.

La obsesión cubana

1960: Promueve la denominada Operación 40, una red creada para evitar la extensión de procesos revolucionarios como el de Cuba en la región del Caribe, América Central y México. En el marco de esta operación Dulles ordena múltiples intentos de asesinato³ de Fidel Castro a cargo de agentes reclutados en la Mafia italoamericana y el exilio cubano de Miami.

1961: Como respuesta a la proclamación del carácter socialista de la Revolución cubana, Dulles dirige la Operación Bahía de Cochinos o Playa Girón, un intento fallido de invasión de la isla por parte de tropas contrarrevolucionarias entrenadas, armadas y financiadas por la CIA, que fueron derrotadas en apenas 72 horas por el Ejército Rebelde y las milicias populares cubanas. Tras este sonado fracaso, el presidente John F. Kennedy obligó a Dulles a dimitir de su cargo como director de la Agencia.

1963: El presidente Johnson nombra a Dulles miembro de la Comisión Warren, creada para investigar el asesinato de Kennedy, precisamente el presidente que le cesó. El magnicidio, hasta la fecha, continúa sin ser esclarecido.

1969: El 29 de enero, Allen Welsh Dulles muere en su residencia de Washington DC a la edad de 75 años a consecuencia de una gripe mal curada.
___________________
[1]: Mimus polyglottos, “sinsonte” en castellano, es un ave de América del Norte que se caracteriza por su capacidad para imitar los sonidos que emiten otros animales.

[2]: Ya entrado el siglo XXI, durante la presidencia de George W. Bush, una operación de captación de profesionales de medios de comunicación similar a Mockingbird fue dotada de fondos y puesta en marcha por la administración estadounidense. Su principal objetivo era contrarrestar la creciente influencia en la opinión pública nacional e internacional de las masivas movilizaciones globales contra la guerra de agresión a Iraq de 2003.

[3]: Una comisión especial del Senado de EEUU creada en 1975 para investigar las actividades clandestinas de la CIA y el FBI (denominada Church Committee por el apellido de su presidente, el senador Frank Church) reconoció la existencia de al menos 16 intentos de asesinato de Fidel Castro a cargo de los servicios secretos estadounidenses.

Nota final: Esta relación no pretende ser completa ni exhaustiva.
Las acciones de la CIA en Europa —continente que fue el teatro principal de operaciones de los servicios secretos estadounidenses durante el período de la ‘Guerra fría’— no están desarrolladas. Podríamos mencionar también la participación de la Agencia en operaciones de sabotaje y subversión previas a intervenciones militares de EEUU en la época de Dulles como director, como fue el caso de Líbano o Panamá en 1958, por citar sólo dos ejemplos.

Fuente: CiudadFutura

Paco Arnau / Ciudad futura
24 Abr

El destino de los Imperios o una explicación del ocaso de Occidente

“Interior del coliseo, Roma”, 1832. Oleo sobre lienzo, Thomas cole.

“Hasta las estadísticas más simples demuestran la rotación constante de una nación tras otra a intervalos regulares”
John Bagot Glubb

Sir John Glubb fue un autor y profesor británico condecorado por su servicio en los Royal Engineers en la Primera Guerra Mundial, fue comandante de la Legión Árabe Jordana desde 1939 hasta 1956. Brillante erudito, profundizó en sus conocimientos de la historia clásica y árabe con sus contactos con el mundo académico local durante su estancia en Jordania. Su famoso y sucinto ensayo, The Fate of Empires and the Search for Survival (1978), analiza el ciclo vital de los imperios desde sus orígenes hasta su eventual caída. En su día, provocó cierto revuelo por el parecido en la trayectoria de EEUU, hoy las similitudes son incluso más.

Glubb observa un patrón inquietante que emerge cuando se trata de la durabilidad de los imperios humanos: Desde el Imperio Asirio (859-612 aC), el Imperio Árabe (634-880 dC), al Imperio Británico (1700 – 1950), cada uno parecía perdurar aproximadamente 10 generaciones, o alrededor de 250 años. Glubb postula que cada imperio pasa por seis fases predecibles:

  1. Ascenso/conquista
  2. Comercio
  3. Abundancia
  4. Intelectualidad
  5. Decadencia
  6. Caída

Este patrón de ascenso y caída es independiente del sistema de gobierno (despotismo, monarquía, república, democracia) y las cualidades peculiares de la raza que engendró el imperio (Áfricana, Asiática Oriental, Europea, Asiática Central). Este patrón no se ve afectado por las tecnologías de la época (la rueda, montar a caballo, navegación, la pólvora, la electricidad, etc.) y, aunque el patrón del ascenso de las grandes naciones parece ser uniforme, el patrón de las caídas es diverso, lo que significa que mientras que todos los imperios nacen y se desarrollan más o menos de la misma manera, su forma de morir varía en gran medida.

Glubb observa que todos los imperios a través de la historia pasan por las mismas etapas, que duran aproximadamente el mismo tiempo: diez generaciones; más o menos unos 250 años. Esta duración parece estar motivada por el comportamiento humano, sorprendentemente uniforme entre culturas y, también sorprendentemente, independientemente de las tecnologías disponibles en la época (de transporte, comunicaciones y bélica). La seis etapas del ciclo vital de los imperios a veces se solapan momentáneamente.

Fase 1: Ascenso/conquista

En la primera fase del gran imperio, las naciones pequeñas, aunque vistas como insignificantes por sus vecinos, arrancan a dominar grandes extensiones de territorio. Esta explosión inicial se caracteriza por exhibiciones extraordinarias de energía y coraje, sus gentes, acostumbrados a las dificultades, son pobres, duros, emprendedores y, sobre todo, agresivos, y poco les disuade en su deseo de gobernar. Las gentes de los imperios decadentes o Estados de menor importancia que subyugan, son acomodadas y ricas, pero están trabados en su actitud tímida y defensiva. Esto le da la ventaja a la nación emergente, cuyos miembros pueden ser audaces y agresivos en su actitud; tienen poco que perder salvo sus vidas. Pero no es sólo una ventaja militar la que esta nación emergente, esta nación conquistadora disfruta; sino que, porque tienen hambre, porque no están obligados por una tradición establecida, sino por un enfoque intenso hacia su objetivo, la nación ascendente exhibe un gran dinamismo en todo el espectro de las actividades humanas: la ciencia, la tecnología, su gobierno, su cultura. Nada engendra más éxito que el éxito mismo, y la confianza auto-alimentada de la nación emergente, les lleva a creer que tienen el propósito de dominar y gobernar para siempre, tal vez incluso elegidos por su dios (o dioses), para dominar sobre los hombres.

Es interesante notar que es aquí, en el principio, donde se siembran las semillas de la destrucción imperial, ya que cada país, a raíz de su ascenso, atribuye su buena fortuna a su superioridad hereditaria y natural. Habiéndose convertido en dominante, esta nación se ve como naturalmente mejor que los pueblos que conquistan. Sin embargo, es esta arrogancia la que se convierte en el catalizador de la propia destrucción de la sociedad. La cultura no se protege a sí misma contra la diversidad que vendrá, y que arruinará la población que construyó la nación.

Fase II: Expansión comercial

Los comerciantes y el conjunto de las personas se benefician de la paz, la seguridad y la racionalización de los procesos burocráticos que un gran imperio asegura . La transición de la ascensión / conquista al comercio, se caracteriza por un cambio en las actitudes, en la que el estatus por la gloria militar y el honor, da paso a un énfasis en el aumento de la fortuna. Sin embargo, como el recuerdo de dónde vienen aún está fresco, la gente y la cultura es todavía fuerte.

La primera mitad de la “Edad del Comercio” es particularmente espléndida … virtudes como la valentía, el patriotismo y la devoción al deber están todavía en boga. Los niños deben … ser viriles, [y] las escuelas de niños son intencionalmente exigentes.

La era del comercio también se caracteriza por la exploración de nuevas formas de riqueza, y la obtención de la riqueza es el catalizador para la transición a la “Edad de la abundancia”.

Fase III: Luxos

La abundancia de riqueza y comodidad comienzan a dañar las cualidades que hicieron exitosa a la nación. Por ejemplo, la búsqueda del éxito individual reemplaza la del honor y la aventura como los objetivos de los mejores y los más brillantes de entre los jóvenes. Poco a poco, esta persecución del oro, desplaza la persecución del deber. Por otra parte, la educación sufre un cambio similar en sus prioridades; así, las instituciones educativas se centran en la producción, no de patriotas valientes, sino en acuñar a los que gobernarán hacia los altos salarios. Esta fase representa el apogeo de una sociedad, es todo cuesta abajo desde aquí, ya que las personas se tornan más individualistas “… del espíritu de servicio al egoísmo”, y la nación en su conjunto, cambia de la agresividad ofensiva, a actitudes defensivas, interesados no en la adquisición de más riqueza, sino en asegurar lo que se tiene.

Este cambio en las actitudes nacionales hacia un mayor pesimismo y pragmatismo durante esta fase se refleja en la postura de la política exterior de la nación:

… habiendo un mayor abastecimiento de dinero que de coraje, se emplean, en lugar de armas, subsidios para comprar a los enemigos.

Varias argucias psicológicas se utilizan para intentar considerar este cambio como noble, en vez de cobarde:

La disposición militar … es denunciada como primitiva e inmoral. Los pueblos civilizados son demasiado orgullosos para luchar. La conquista … se considera algo inmoral. Los imperios son malos. “No es que tengamos miedo de pelear”, suelen decir, “sino que debemos considerarlo inmoral “. Las naciones que se proclaman poco dispuestas a luchar, están expuestas a ser conquistadas por pueblos en la etapa del militarismo

Además, durante esta fase, la prosperidad y la riqueza también traen una afluencia de extranjeros a los centros urbanos del imperio. Los romanos nativos se quejaron de la multiplicidad de gentes del Oriente Medio y norteaafricanos en Roma, al igual que los habitantes de Bagdad, a su vez sufrieron una enorme afluencia de persas, turcos, árabes, armenios, egipcios, africanos, y griegos. Hoy en día, Londres es conocida en algunos círculos como “Londonistán”, New York hace mucho tiempo dejó de ser habitada principalmente por anglos, y el propio Washington DC cuenta con una amplia población internacional (solo hay que llamar a un taxi en esa zona para convencerse de ello). El resultado de esta migración es que la población que creó el imperio, es relegada a las zonas de influencia, las fronteras y las zonas rurales, mientras que los extranjeros llegan a dominar las ciudades y, finalmente, la política de todo el reino. Así vemos que en realidad, en verdad, no hay nada nuevo bajo el sol, ya que esta “diversidad” se repite una y otra vez en la historia, y la solidaridad y el compañerismo que surgen con la homogeneidad étnica y cultural (las cualidades que construyeron el imperio en el primer lugar) primera se erosionan, y luego desaparecen por completo.

Esta diversa masa políglota está poblada por inmigrantes, que a menudo no se logran asimilar plenamente, lo que lleva a problemas de lealtad intragrupo / extragrupo, y a una falta de disposición general a sacrificarse por el país anfitrión, cuando la ola de prosperidad da paso a tiempos de recesión. Grubb señala:

Cuando se establece el declive, es extraordinario cómo la memoria de guerras antiguas, quizá de siglos antes, revive de repente, y los movimientos locales o provinciales parecen exigir la secesión o la independencia

Esta falta de coherencia cultural se combina con el mencionado cambio en los valores de la lucha por la racionalización, y, finalmente, un sentimiento de superioridad moral, que sienta las bases para las luchas internas que son características de la etapa siguiente, la “Edad del intelecto”.

Fase IV: Intelectualismo. El principio del fin

El pueblo, carente ya de mentalidad marcial y con vidas no visitadas con frecuencia por las privaciones, se vuelven indiferentes a la adquisición de riqueza y bienestar, viéndose a sí mismos como intelectuales. Este período se caracteriza por la proliferación de instituciones de enseñanza y una rápida expansión de la base de los conocimientos. El Intelectualismo lleva a la discusión, el debate y al argumento, y así, la cultura pierde su homogeneidad. Las divisiones políticas internas entre ideologías se osifican y se vuelven insalvables. Con muchos capitanes que compiten por el control del timón, la nave del Estado comienza a ir a la deriva:

Así los asuntos públicos van derivando de mal a peor, en medio de una cacofonía incesante de argumentos … en medio de una babel de chácharas, el barco se desplaza hacia a las rocas. Las diferencias internas no se reconcilian … las rivalidades internas se agudizan, y la nación se vuelve más débil.

Es importante señalar aquí que el Imperio sigue siendo fuerte en este momento y está situado en una especie de edad de oro. Pero el brillo exterior oscurece una pudrición interior, ya que el Imperio sangra desde dentro. En esencia, el Imperio está viviendo en tiempo prestado, ya no produciendo, conquistando, ampliándose; en su lugar, se alimenta de la grasa almacenada en su propia grandeza pasada. Viéndose aún a sí mismos excepcionales, la nación se relaja y disfruta de los frutos de su trabajo, esta voluptuosidad latente resulta en más y más tiempo dedicado al ocio.

Por otra parte, un Imperio, en esta etapa, aunque no amplía ya su territorio, todavía gusta verse más inteligente que sus vecinos y sigue patrocinando la expansión cultural de su Imperio. Pero el motivo de esta expansión no es es militar (lo cual sería malvado), sino que es para el bienestar de los demás, lo que se considera “bueno”, y, así “justificado”, el imperio continúa ampliando su influencia. Este cambio en la motivación es clave … cuando la cabeza (la razón) llega a dominar al corazón (la pasión), el gran imperio quiere “ayudar” a los menos “afortunados” a compartir su prosperidad. Glubb, sin embargo, tiene una mala opinión de este cambio:

Tal vez el subproducto más peligroso de la Edad del intelecto es el crecimiento inconsciente de la idea de que el cerebro humano puede resolver todos los problemas del mundo

Esta idea lleva al Imperio a sobre-extenderse a sí mismo, ya que literalmente no hay límite a los problemas por resolver en un esfuerzo por mejorar el bienestar de los extranjeros. Así, agotado, el descuidado, oxidado andamiaje socio-cultural y económico que soporta el edificio del Estado comienza a descomponerse. El centro, el núcleo, no se sostiene.

Fase V: Decadencia

La decadencia es una enfermedad moral y espiritual, no física, resultado de un período demasiado largo de riqueza y poder. Los ciudadanos de una nación así ya no hacen un esfuerzo para salvarse a sí mismos, porque no están convencidos de que nada en la vida merezca la pena salvarse.

Un imperio en decadencia está marcada por varias características.

  • La primera entre ellas es un fuerte sentimiento predominante (y autocumplido) de pesimismo entre la gente, con frecuencia acompañado de frivolidad, donde las personas cambian las esperanza y la orientación hacia el futuro, por un enfoque en el presente … una actitud de tipo “vamos a comer beber y ser felices, porque mañana estaremos muertos”. Carpe diem. Grubb también hace notar que los héroes de un imperio cambian en las civilizaciones en declive, en consonancia con este enfoque hacia la frivolidad … el actor, el cantante, y el atleta (todos ellos relacionados con el entretenimiento) reemplazan al general, estadista o genio literario, como modelos a seguir para los jóvenes.
  • Otra característica del declive que se observa, es la degeneración y una laxitud generalizada de la disciplina durante estas épocas. Un materialismo creciente, la retirada de la moralidad, el advenimiento del feminismo, y la aparición e influencia de las mujeres en la vida pública son todas características de una civilización en decadencia. La indiferencia hacia la religión aparece también entre la cultura y, como Glubb atribuye a la religión (expansivamente definida, incluyendo la fe del propio Imperio en un destino especial para sí mismo) la fuerza motivadora del deseo de expandirse, conquistar, subyugar o extinguir, así el espíritu de servicio, la heroica abnegación por la causa, también desaparece.
  • Una tercera característica es una cuyas bases se sentaron en la Edad del Intelectualismo … la Edad de la Decadencia se asocia con la filantropía, la generosidad y la compasión por otras razas y naciones. La cultura asume una actitud condescendiente de “nobleza obliga” hacia los menos afortunados, la idea de que siempre serán ricos empuja al Estado imperial a gastar pródigamente, y a conferir privilegios, derechos y beneficios a todos los recién llegados. Los derechos de ciudadanía, una vez signo de estatus, un bien preciado, se degradadan, ya que el Estado los otorga con largueza… en algunos casos, los vende para obtener ingresos… de nuevo para conferir los beneficios y la prosperidad a todos. La asistencia estatal a los pobres es igualmente generosa. Al menos hasta que se derrumba la economía.

¿Cuáles son las causas de la decadencia? Glubb enumera estas cuatro:

  1. Un período demasiado largo de riqueza y poder.
  2. El egoísmo.
  3. El amor desenfrenado al dinero.
  4. La pérdida de un sentido del deber.

Glubb no discute la Fase VI, el fin o la caída de los imperios, porque tales finales varían ampliamente y su estudio no arroja ningún patrón regular que merezca discusión.

Tras la publicación del ensayo (1978), muchos argumentaron que los EEUU seguían un patrón diferente y que escaparían a este proceso. Su respuesta fue:

Los Estados Unidos surgieron súbitamente como una nueva nación, y su período de ascenso fue empleado como pioneros en la conquista de un vasto continente, en lugar de un antiguo imperio. Sin embargo, la historia de la vida posterior de los Estados Unidos ha seguido la tónica habitual … los períodos de los pioneros, del comercio, de la abundancia, de la intelectualidad y de la decadencia.

Glubb falleció en 1986, y, en el apogeo de EEUU como potencia en la decadencia de la URSS y sobre todo tras la caída de ésta, con el estatus de potencia unipolar mundial, casi nadie dio importancia a sus escritos.

Recientemente, se le ha re-descubierto en el mundo anglosajón, por la precisión con la que encaja su descripción de la decadencia de los Imperios, con el discurrir de la historia americana, especialmente los últimos 50 años. Si nos atenemos al ciclo vital observado por Glubb para otros Imperios, el estadounidense habría de caer alrededor de 2025. Desde luego, varias de las fases ocurridas en otros procesos de declive de una potencia en la historia, así lo parecen sugerir.

John Bagot Glubb – Wikipedia, the free encyclopedia

Article Review: The Fate of Empires – The Spearhead

http://people.uncw.edu/kozloffm/glubb.pdf

Su necrológica en El País (murió en 1986).

Ha muerto el militar inglés ‘Glubb Pacha’, ex je

23 Ene

Lecciones sobre cómo desmontar el fraude terrorista de Charlie Hebdo

“El ataque terrorista que mató a 12 personas el pasado miércoles 7 de enero, en París, fue una operación de falsa bandera diseñada para apuntalar el estado vasallo de Francia a Washington”

(Paul Craig Roberts, ex-secretario del Tesoro en la Administración Reagan y ex editor del Wall Street Journal)

Para entender el significado de la indignidad criminal de París, para ir más allá de la hiperbólica propaganda intoxicadora de los “mass mierda”, para atusarse de la ponzoña oficial que ha rodeado al penúltimo crimen infame, de corte “islámico”, orquestado desde las cloacas del Estado de USA-Israel-Europa, contra integrantes del semanario satírico francés Charlie Hebdo, conviene amalgamar algunas claves para componer este tablero terrorista de falsa bandera que, nuevamente, han puesto en práctica los gangsters de Washington, Bruselas y Tel-Aviv.

PRIMER ACTO: Érase una vez unos terroristas muy listos

El objetivo del mal llamado comando “yihadista” fue actuar cuando estaba reunida la plana mayor de periodistas del semanario Charlie Hebdo, quienes se solían reunir en su oficina de París una vez por semana para discutir cuestiones editoriales. Uno de los periodistas del semanario comentó al diario francés Le Monde que

“los atacantes tenían que haber sido informados de que la reunión editorial se llevaba a cabo ese día; de lo contrario es imposible que hubieran tenido conocimiento alguno, ya que allí (en la sede del semanario) no había personal ajeno a la revista”.

Entonces, ¿quién informó a los asesinos sobre el calendario de reuniones de Charlie Hebdo? ¿Hicieron invocaciones a Allah y éste les puso sobre la pista? Piensen un poco….los muertos ya no hablan ¿verdad? ¿Algún confidente del Hebdo tuvo la mala suerte de cantar para las cloacas del Estado?
SEGUNDO ACTO: Érase una vez unos terroristas muy tontos

Dice Kevin Barrett, editor de Veterans Today (a propósito del pufo terrorista parisino y el “olvido” de una tarjeta de identificación personal de uno de los “terroristas”, Said Kouachi), que él (Barrett) habrá hecho unos 55.000 viajes en coche y no cree que se haya dejado una sóla vez la documentación en su vehículo. Lo que ocurre es que en falsas banderas terroristas, como las de Nueva York o Madrid, los super-profesionalizados yihadistas tenían la feísima costumbre de abandonar maletines (Mohamed Atta), pasaportes supervivientes después de la pavorosa deflagración de un avión contra la torre gemela 2 o cintas coránicas y huellas varias en el caso de la chapuza madrileña del 11-m. Forma parte de la tragicomedia, por lo que se ve.

Barrett acierta de pleno cuando afirma que la policía y las agencias de inteligencia (en la comisión de delitos) son expertos en plantar pruebas falsas para condenar a personas inocentes y exonerarse a ellos mismos. Por ejemplo, cuando un ciudadano desarmado es asesinado por la policía colocan un arma en el cadáver para apoyar sus declaraciones sobre que fue un “acto en defensa propia”. Según Barrett la policía guarda armas en sus vehículos policiales en caso de que sea necesario para usarlas como prueba falsa contra sus víctimas. Una mafia criminal en toda regla que actúa con la impunidad que le otorga la otra mafia, la política. En el caso del maletín de Atta fue el FBI el que colocó esa pista falsa a posta para dar verosimilitud a la trama terrorista del 11-s. Esto lo dijo hasta un respetable capo de la Falsimedia americana (Seymour Hersh).

En el crimen de París, como en otras falsas banderas, el DNI “olvidado” del terrorista es una prueba de libro plantada por la policia o los servicios secretos franceses. ¿Nos quieren convencer de que la logística de los terroristas “yihadistas” para cometer el crimen era perfecta en su ejecución y, al mismo tiempo, desastrosa en los pequeños detalles? La desvergüenza de estos criminales (de Estado) no tiene precio.

TERCER ACTO: ¿Terroristas o más bien miembros de cuerpos policiales especiales?

Según testigos que pudieron presenciar el crimen hubo al menos cinco encapuchados (Michael Goldenberg,vecino del inmueble donde se ubica Charlie Hebdo) que perpetraron la masacre, mientras que otro vecino (Bruno Leveillé) oyó unos “treinta disparos en, al menos, diez minutos”. Más testigos estaban convencidos de que los “terroristas” enmascarados eran miembros de tropas especiales…en la lucha contra el terrorismo. Mientras que otro hombre, que salió ileso del almacén donde se refugiaron los “terroristas” dijo que estrechó la mano a uno de ellos creyendo que “era un policía de una fuerza especial antiterrorista”.

Más testigos comentaron cómo uno de los pistoleros estaba absolutamente tranquilo y hablaba un perfecto francés, además de estar pertrechado de arriba a abajo como un agente especial, con las protecciones habituales de estos cuerpos (la típica “armadura” de las fuerzas policiales especiales de intervención). Por otra parte señalan esos mismos testigos que los objetivos en Charlie Hebdo fueron selectivamente asesinados con “disparos aislados” y no de forma indiscriminada. Es decir, mataron a sus víctimas con “puntería experta”.

CUARTO ACTO: El video y las fotos de un crimen: un poli que no muere como es debido. El Mossad entra en escena
Una de las imágenes más mediáticas y la primera con la que dejan, presuntamente, con el culo al aire el timo terrorista es la de la “ejecución” de un policía francés en el suelo que está siendo disparado por uno de los terroristas. No hay, sorprendentemente, rastros de sangre cuando “impactan” las balas en el cuerpo del “finado”. Este presunto escándalo, al que muchos han querido maquillar con debates estériles sobre payasadas balísticas (un poco al estilo del tiritio “mágico” del asesinato de Kennedy), no ha evitado que muchos cuestionen esta “sorpresiva” imagen, a pesar de la censura de Youtube.

Algunos plantean, con razón, que el Mossad y los servicios secretos franceses parecían “haber tenido su retrato del crimen impreso por adelantado”. Amchai Stein, subdirector del Canal israelí IBA israelí, vaya por dios, justo acababa de pasar el lugar de los hechos y tomó fotos del crimen. Casualidad ¿eh? ¿Quizás dando cobertura “periodística” a sus compatriotas que ejecutaron la matanza o estuvieron tras las bambalinas del crimen?

QUINTO ACTO: Aquí hay algo que NO funciona

Se tiene constancia de que había policías en el interior de las oficinas del semanario Charlie Hebdo antes de que la acción terrorista aconteciese. La pregunta que hay que hacerse entonces es ¿qué coño hacían allí esos policías?. Dejo en blanco la respuesta…por razones evidentes…Por otra parte, los asaltantes profirieron los clásicos gritos de “Alá Akbar” (Alá es Grande) y “El Profeta ha sido vengado”. Nada que no sea habitual en el repertorio de los amigos ‘alqaedistas’ de la CIA si no fuera porque…lo hicieron en un perfecto francés. Usted cuestiónese lo siguiente: si esos superintegristas islámicos hubieran sido verdaderamente radicales, como nos han babeado los medios hegemónicos, la segunda parte del montaje (El profeta ha sido vengado) la hubieran vociferado también en árabe. ¿No creen que hubiera sido lo más lógico? Parece que se juntaron, otra vez, los yihadistas más tontos del planeta.

SEXTO ACTO: Empiezan a rodar cabezas incómodas

Un comisario de policía que investigaba el ataque a “Charlie Hebdo”, de la ciudad de Limoges, Helric Fredou, de 45 años, se suicidó de forma “misteriosa” en su oficina. Poco antes de suicidarse, Fredou se había reunido con la familia de una víctima del atentado terrorista y, posteriormente, se “suicidó” mientras preparaba un informe sobre el caso. La versión oficial dice que el comisario padecía “depresión” y, claro, se fue a suicidar el día de autos ya que no pudo soportar como su revista predilecta era atacada salvajemente por “moromierdas”. No tuvo tiempo de hacerlo mucho antes. El azar es así de caprichoso.

SÉPTIMO ACTO: El teatro en las calles. Criminales enlutados desfilando al compás de AlQaeda
El desfile de criminales que había del otro día en la manifestación de París ejemplifica el grado de repulsivo cinismo de quienes “condenan” un atentado realizado por sus servicios de inteligencia contra periodistas “libres”, mientras la mayoría de ellos han apaleado y asesinado reporteros independientes en sus propios países (incluidos los genocidas Obama y Netanyahu, la OTAN y representantes de las monarquías terroristas del Golfo Pérsico). Cito, brevemente, el historial de alguno de los asistentes:

1) El rey Abdullah de Jordania, quien condenó a un periodista palestino a 15 años de prisión, con trabajos forzados.

2) El primer ministro de Turquía, país que encarcela a más periodistas que ninguno otro del mundo

3) El primer ministro Netanyahu de Israel. Asesino en masa de palestinos y también de periodistas.

4) El primer ministro Jomaa de Túnez, quien recientemente encarceló al blogger Yassine Ayan durante 3 años por “difamar al ejército” Túnez

5) El Procurador General de los EE.UU., un país donde, recientemente, la policía de Ferguson ha detenido y agredido indiscriminadamente a reporteros que cubrían los disturbios de aquélla localidad.

6) El Secretario General de la OTAN, como representante de una organización de criminales que deliberadamente bombardeó y mató a 16 reporteros serbios en el año 1999, durante la guerra de Yugoslavia

7) El presidente Keita de Malí, donde los periodistas son expulsados por denunciar abusos de derechos humanos

8) El ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, el segundo mayor carcelero de periodistas del mundo

9) El jeque Mohamed Ben Hamad Ben Jalifa Al Thani de Qatar, quien encarceló a un hombre (Mohammed al-Ajami) a 15 años de prisión por escribir…un poema (Jasmine) en el contexto de las revueltas árabes contra la dictadura feudal qatarí.

10) El primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, donde la “blasfemia” es considerada un delito penal

11) El embajador saudí en Francia. El régimen saudí, aliado de EEUU y Europa, ha azotado públicamente al blogger Raif Badawi por “insultar al Islam” (por no hablar de otros delitos más graves como financiar al alimón con la CIA el terrorismo radical islámico).

12) Y, cómo no, el propio Hollande representante de un país matarife como Francia que asesinó a un buen puñado de periodistas en Siria, en nombre de la OTAN-Qaeda, hace un año.

OCTAVO ACTO: Breve resumen de hechos y antecedentes de la orgía terrorista francesa de falsa bandera
Algunos puntos a considerar:

a) Está ampliamente documentado que la República Francesa bajo la dirección del presidente François Hollande está apoyando militarmente (y financiando) a los terroristas de Al Qaeda así como a las diversas ramas afines de la misma organización (Michel Chossudovsky). Lo hizo Sarkozy en Libia y lo está haciendo Hollande, actualmente, en Siria.

b) Los sospechosos terroristas del atentado de París (delincuentes de medio pelo, radicalizados a la “carta”) eran conocidos por la policía y la inteligencia francesa….igual que los “terroristas” que actuaron en el 11-s, el 11-m y el 7-j. ¿De qué me suena esta vieja canción?

c) Los terroristas, o sus cómplices, posiblemente poseían de antemano una cámara para filmar el ataque.

d) Los atacantes hablaban un perfecto francés

e) Los criminales mataron a sus víctimas con precisión militar.

f) La indumentaria terrorista era de estilo, también, militar.

g) El comando armado “islámico” asesinó a los periodistas utilizando una lista selectiva de objetivos.

h) La huida de los terroristas fue “limpia” y hacia el lugar “convenido”: un supermercado judío para escenificar con más realismo la segunda parte de la farsa sangrienta.

i) Hubo tiradores múltiples (además de los presuntos “islamistas”) en la ejecución del atentado contra los integrantes del semanario Charlie Hebdo.

J) Utilizar chivos expiatorios, como los tres “terroristas” árabes de Charlie Hebdo, por parte de los servicios policiales o de inteligencia occidentales, es una de las consignas de la política antiterrorista moderna.

ÚLTIMO ACTO: El Sacrificio y sus futuras consecuencias
La patraña terrorista islámica de París perpetrada muy seguramente por el Mossad israelí y los servicios secretos franceses, con la complicidad general de la inteligencia de Occidente, es una muestra más de la capacidad que tienen los sistemas criminal-capitalistas occidentales de ejecutar una operación militar-criminal con el fin de dirigirla explícitamente hacia la población. Aterrorizar en colectivo, mediante un número importante de víctimas logra el efecto deseado de producir un shock agudo en la población y que ésta se muestre dócil con las medidas represivas que llegarán, a las que no podrá objeción o cortapisa alguna puesto que entra en juego su propia “seguridad”. La amenaza islámica es el nuevo Leviatán, como antes lo fue el comunismo de la guerra fría.

La guerra terrorista de Gladio (finalizada la URSS y la caida del Este socialista) dio paso al Gladio B (islámico) de la OTAN. Los objetivos finales, espurios, homicidas, de las falsas banderas siempre han sido los mismos: demonizar enemigos, advertir a aliados de sus débiles políticas exteriores, conquistar territorios, apoderarse de recursos y, en último término, el control global de la población mediante el miedo, implementando más y más medidas totalitarias y abusivas de seguridad, todo ello con el soporte de unos medios controlados que sirven para anatemizar al enemigo y crear estados favorables de opinión hacia el sistema y sus medidas represivas.

El Nuevo Fascismo Global, le llamaría yo (más que nuevo orden global), siempre estuvo aquí.

El café Descafeinado y sus…………

7 Ene

Beneficios para la salud.

Según estudios realizados por el investigador Dr. Giulio Maria Pasinetti, un profesor de neurología y psiquiatría en Mount Sinai School of Medicine en Nueva York, existen beneficios por beber café descafeinado.
Realizó investigaciones concretas sobre como el café descafeinado puede ayudar a tratar y prevenir el deterioro mental
Sustancias que hacen que el café sea saludable
Los granos del café contienen sustancias que contribuyen a su sabor, color y aroma, algunos de los cuales fueron probados para establecer si realmente tienen beneficios para la salud. El ácido caféico es parte de la clase de fenoles, químicos del café. Se ha hallado que los fenoles tienen eficientes propiedades anti-carcinógenas y anti-oxidantes. El café también contiene ácido clorogénico que se sabe que minimiza la producción de glucosa en el hígado, asi preveniento la ocurrencia de los picos hiperglicémicos después de la ingestión de alimentos con altos contenidos en azúcar.
Aunque se ha hallado que el café tiene algunos beneficios tales como la prevención de algunos tipos de cáncer y diabetes, la cafeína que tiene sigue suponiendo un riesgo como detonante de enfermedades del corazón.
El estudio revela que el café descafeinado puede prevenir el deterioro mental que resulta del proceso del envejecimiento y algunas enfermedades. Los resultados revelan que el café descafeinado mejora el metabolismo del azúcar o la descomposición del azúcar en energía. Los pacientes que sufren diabetes tipo 2 padecen deterioro mental debido a la reducción del metabolismo del azúcar en el cerebro. Esto también ha sido observado en pacientes que tienen enfermedad de Alzheimer.
Descafeinización
El proceso del descafeinado deja el cafestrol en los granos del café. Esta sustancia mejora la producción de ácidos de la bilis y se sabe que tiene potentes poderes anti-inflamatorios que beneficiarán al cerebro. Sin embargo, el café descafeinado sigue teniendo las mismas propiedades anti-oxidantes que el café normal.
. El café descafeinado reduce el riesgo de incurrir en diabetes
Los altos niveles de anti-oxidantes del café descafeinado protegerán las células de daños que conllevan la diabetes. El proceso de descafeinado no eliminará el ácido clorogénico que es la sustancia que ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre.
. Prevención del cáncer
El café descafeinado sigue conteniendo los mismos niveles de anti-oxidantes que pueden impedir afecciones relacionadas con el proceso del envejecimiento y el cáncer. Hay estudios que revelan que bebedores regulares de café descafeinado tienen riesgos reducidos de incurrir en cáncer de colon. Para bebedoras, los riesgos de cáncer de pecho también se reducen.
. Reducción de riesgos de problemas del corazón.
La cafeína ha sido asociada con afecciones del corazón tales como pálpitos irregulares, ataques al corazón y apoplejías. Como ha sido eliminada, los bebedores de café tienen menos probabilidades de desarrollar algún tipo de afección del corazón.
. Prevención de deterioro mental debido a envejecimiento y enfermedad de Alzheimer
Los polifenoles hallados en los granos de café no se pierden durante el proceso de descafeinado. Estas sustancias son responsables de reforzar las habilidades cognitivas del cerebro, asi mejorando aún más la memoria.
Estos beneficios para la salud del café descafeinado no pueden pasarse por alto como meras teorías ya que hay pruebas que se han establecido por medio de estudios que se han realizado. Puede que no sea capaz de espabilar a nadie igual que el café regular, pero si que asegurará buena salud y una vida larga.

Los números de 2014

7 Ene

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 2.500 veces en 2014. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 42 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

LUNA NUEVA

18 Nov
La Astrología sirve, en primer lugar, para tomar
conciencia de que estamos en un Universoastro_2at_57_diario2_hr.45664.833
transitado constantemente por fuerzas
extraordinarias que son la materia prima para
la construcción de las más variadas cosas.
En segundo lugar, para tomar consciencia
de que estamos aquí para utilizar esos
materiales que los distintos astros ponen a
nuestra disposición para construir algo: que
estamos aquí para hacer un trabajo una vez
concienciados de ello, la Astrología nos sirve
para ponernos  trabajar a su tiempo y a su
hora, el Universo es una empresa eminentemente
organizada, que abre sus ventanillas a determinadas
horas y si pretendes obtener algo cuando esas ventanillas están cerradas, en realidad no avanzas.
Los trabajos cósmicos van de luna a luna, de una
NUEVA LUNA a la siguiente, por eso el,
22-11-14 entraremos en una nueva Luna a
0 grados del signo de SAGITARIO, debes consultar
tu tema astral y mirar donde cae, y así sabrás lo
que puedes hacer, en mi caso, está al final de la
casa IX y principio de la casa X así que voy
a preocuparme de mis aspriraciones sociales.
Este momento es ideal si quieres empezar alguna
cosa, las fuerzas cósmicas, empezaran  a edificar,

y lo ideal es ir coordinados con ellas. pero no debemos olvidar, que los tres últimos días antes del comienzo de la lunación, es mejor no empezar nada importante,.