NORUZ

27 Mar

martes 27 de marzo de 20 

 

Noruz tiene un significado religioso para la mayoría de los musulmanes, que ayunan, rezan y suplican a Dios todopoderoso.

 

En el Nombre de Dios, el Todo Misericordioso, el Compasivo

Ya Moqallab al-qoloub wal Absar
Ya Modabbar al-layl wa’n-Nahar
Ya Mohawwal al-aullido wal ahwal
Hawwil Halana ila ahsan Il-haal.

Oh ¡Tú! ¡Alterador de los corazones y los ojos!
Oh ¡Tú!  ¡Regulador del día y la noche!
Oh ¡Tú!  ¡Transformador del Estado y de las situaciones!
¡Cambia nuestro estado en mejores estados!
Saludos cordiales y felicitaciones a todos ustedes en el inicio del año nuevo en Irán – 1391 Hégira solar, para ser exactos – que comenzó hoy a las 8. 44 y 27 segundos, ya que la Tierra completó otra órbita alrededor del Sol , anunciando así el Vernal o Equinoccio de Primavera, y con él, el resurgimiento de la naturaleza después del fin de las heladas del invierno, que es, sin duda, un claro señal de cómo el Todopoderoso trae de vuelta a los muertos en el Día de Resurrección. En las aleyas 19 y 20 de la Sura Ankabout (La Araña), Allah dice:
“¿Es que no ven cómo Allah crea una primera vez y luego lo hace de nuevo? Realmente eso es simple para Allah.” “Di: ¡Id por la tierra y mirad cómo empezó la creación! Luego Allah hará surgir la última creación; es cierto que Allah tiene poder sobre todas las cosas. “
Noruz, que en persa significa Día Nuevo, se celebra y se observa por los pueblos de Irán y por los pueblos musulmanes influidos por la cultura iraní y persa en otras partes del mundo, incluyendo Asia Central, el Cáucaso, el subcontinente indio, noroeste de China, Mesopotamia, la Crimea, Anatolia y los Balcanes.
Noruz es de hecho un tiempo de alegría donde las personas se encuentran en un estado de ánimo como de vacaciones. Independientemente de los mitos que se le atribuyan, como resultado de frivolidades de reyes y gobernantes, para la mayoría de los cuales la espiritualidad no tenía sentido y sólo les importaba la fiesta, Noruz tiene un significado religioso para la mayoría de los iraníes musulmanes, que ayunan, rezan y suplican a Dios Todopoderoso en este día. En el libro “Asma ul-A’lam”, escrito por el célebre pensador y filósofo islámico iraní, Mohammad Baqer Allamah Maylesi, en una narración de Mo’alla Khonays bin, en citas del Imam Yafar Sadeq (P) se narra, en un relato muy largo, que Dios creó al padre de raza humana, Adán (P) en el Equinoccio de Primavera y por lo tanto este día es una ocasión propicia. También dijo que éste era el día en que Dios hizo un pacto con las almas preexistentes de la humanidad para que no adorasen a nadie sino únicamente a Él.
Fue el día en el que Arca de Noé se posó en su cumbre después del diluvio universal, y el día en que Dios va a resucitar a los muertos. Fue este el día en el que el Profeta Muhámmad (P) rompió los ídolos. Por cierto, el equinoccio de primavera había coincidido con el momento histórico de Gadir-Jom, cuando el 18 de Zilhaya (hégira lunar), por mandato de Dios, el Profeta había nombrado a su querido primo y yerno-, el Imam Ali ibn Abi Talib (P), como vicario, en el año 10 Hégira Lunar, cuando regresaba de su última peregrinación (Hajj). Por cierto, cuando el Imam Ali (P) tomó las riendas políticas del califato, tras la muerte del tercer califa, era el equinoccio de primavera. Unos años más tarde, cuando el Imam Ali (P) derrotó a los jariyíes o renegados en la batalla de Nahraván, fue en el equinoccio de primavera, y cuando aparecerá el Imán del Tiempo, el Imam Mahdi (P), efectivamente será durante el equinoccio de primavera.
De este modo, los fieles, ya sea en Irán o en los países árabes, en el subcontinente, en las tierras de habla turca, en los Balcanes, y en todo el mundo, comparten este día con el Imam Ali (P) celebrando ceremonias especiales, recitando ciertos santos suras del Corán. Aunque, no tenemos un registro detallado, con excepción de las cuentas verbales, de cómo se celebraba Noruz en tiempos preislámicos, de hecho, se debe a los iraníes antiguos la voluntad de preservar el significado del Equinoccio de Primavera, después de haberlo tomado de la Astronomía Babilónica, tras la conquista de Mesopotamia por el Gran Ciro (Imperio Aqueménide).
Los persas  han añadido sus propias tradiciones y le dieron el nombre de Noruz, que se ha mantenido hasta nuestros días. La razón de la continuidad de la celebración del Equinoccio de Primavera, entre todas las prácticas y festivales zoroástricos preislámicos que han desaparecido en Irán, se deba al énfasis que pone el Islam en el patrimonio original del ser  humano, cuyos fragmentos habían permanecido dispersos en diversas culturas.
Por consiguiente, Noruz no se limita a las fronteras geográficas o políticas de Irán. Se observa en zonas lejanas como los Balcanes, donde los musulmanes albaneses le llaman Nevruz y donde celebran el equinoccio de primavera como un día místico, sobre todo los seguidores de la orden sufí Bektashi.
El calendario islámico lunar es, por supuesto, indispensable para su uso religioso, pero para realizar un seguimiento de las estaciones ¿Acaso no es mejor, para todos los estados musulmanes, adoptar a Noruz como inicio del calendario nacional en lugar de seguir el calendario cristiano impuesto por el colonialismo europeo en menos de un siglo? Los eruditos islámicos y los países deben reflexionar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: